7 formas de medir el ROI de tus redes sociales

Si bien es cierto que las redes sociales se han convertido ya en un elemento fundamental de cualquier estrategia de marketing 2.0, aún existen muchas empresas que se muestran reacias a desarrollar acciones de Social Media debido a que se trata de un entorno en el que es relativamente difícil medir lo resultados.

Es aquí donde aparece el famoso ROI (Return on Investment), o Retorno de la Inversión como diríamos en castellano antiguo.

Toda acción de marketing conlleva una inversión. En algunos casos invertiremos dinero y tiempo y en otros casos tan solo tiempo aunque como dicen por ahí; nuestro tiempo vale oro!

El ROI aplicado a nuestro plan de Social Media nos permitirá medir nuestros resultados y evaluar así si una campaña determinada ha dado sus frutos o por el contrario solo la han visto nuestros familiares y seres muy muy queridos.

Aunque la medición de resultados en Social Media es algo difícil de medir y en ocasiones intangible, hoy os traigo una serie de KPIs o parámetros que podemos establecer para llegar a ciertas conclusiones de la repercusión de nuestras campañas de marketing.

Social-Media-ROI1- Interacciones: Es uno de los análisis que más demandan las empresas. Con este parámetro mediremos cuál es el nivel de participación que tiene nuestra audiencia con la marca. De poco nos servirá tener una horda de seguidores si luego no intervienen en la difusión de nuestra marca ni participan activamente dentro de nuestra comunidad.

Mediremos por tanto retweets, menciones, likes, repines o cualquier otra forma de compartir contenido en una determinada plataforma.

2- Alcance: Se centra en monitorizar la difusión que han tenido nuestros post o nuestros tweets. Con el alcance podemos evaluar el número de usuarios que han tenido acceso a nuestras comunicaciones.

3- Conversiones: Al fin y al cabo este debería ser el objetivo más importante aunque en ocasiones también es el más difícil de medir. En este aspecto debemos concretar qué tipo de conversiones buscamos. No solo podemos hablar de conversiones en términos de ventas finales, también podemos tener en cuenta por ejemplo el número de suscriptores que deciden unirse a nuestra red de emailing.

4- Engagement: Hablamos de engagement para definir la relación entre la marca y los usuarios. Es también quizás uno de las KPIs más difíciles de medir cuantitativamente. Nos podemos referir al engagement como un nivel de interacción superior a los típicos Likes de Facebook.

Hablaríamos de engagement en aquellas acciones que generan un cierto debate. El ejemplo más claro y más mensurable de engagement serían los comentarios en Facebook o los hilos de conversaciones en Twitter.

5- Tráfico referido: En esencia todas las marcas que buscan incrementar sus ventas a través de las redes sociales (TODAS de manera directa o indirecta) tratan de crear comunidades que más tarde o más temprano acaben visitando su página web para adquirir sus productos o servicios. Monitorizar de dónde proviene el tráfico de nuestra web es una buena forma de saber si las redes sociales están cumpliendo su función de canalizar a clientes potenciales hacia la web corporativa o no.

6- Publicaciones destacadas: Mediante un análisis previo debemos detectar cuáles han sido las publicaciones más exitosas y tratar de canalizar nuestra estrategia comunicativa en esa dirección. Este proceso debe ser vigilado permanentemente puesto que los gustos de nuestra audiencia están muy sujetos a cambios provocados por modas o acontecimientos de diversa índole.

7. Líderes de opinión: En todas las comunidades nos encontraremos con unos determinados líderes de opinión cuyas referencias a nuestra marca serán especialmente valiosas por la repercusión que dicha persona tiene dentro de ese mercado. En algunas ocasiones puede tratarse de colaboraciones pactadas o en otros de interacciones naturales a las que habrá que darles un valor especial por lo que ello conlleva.

 

Para medir todas estos factores existen numerosas herramientas de monitorización como por ejemplo las propias herramientas de medición de Facebook (Insights) o Google (Analytics) u otras tantas externas como SocialBro, HootSuite o WeLovROI.

El abanico de posibilidades en cuanto a este tipo de herramientas es enorme y es muy conveniente conocerlas bien a fondo para decantarse por una o varias. Prometo no dejaros con la miel en los labios y traeros una buena lista de herramientas en próximos artículos 😉

Feliz Semana Santa!

 

Déjame tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *