Convierte a tus clientes en embajadores de tu marca

Una de las cosas que permite el uso de los Social Media es la fidelización de clientes. Este proceso puede ir mucho más allá de tener la lealtad de un cliente. Un buen servicio y la aportación de un valor añadido pueden ser motivos suficientes para que nuestros clientes recomienden nuestros productos.

Unos datos recientes de Nielsen aseguran que el 90% de las personas confiamos en las valoraciones de otros usuarios a la hora de realizar una compra. Esta es la razón por la que muchas empresas están invirtiendo grandes sumas de dinero en Social Media y en Branding.

Para ganarse el respeto de un cliente y hacerte merecedor de sus recomendaciones no bastará con tener un buen producto, aunque evidentemente será fundamental. Sea cual sea el mercado en el que se mueva tu negocio casi con toda seguridad será un mercado encuadrado en la competencia perfecta en el cual las empresas mantendrán productos esencialmente semejantes y precios muy similares.

Ante este panorama quizás tengamos difícil diferenciarnos radicalmente de la competencia en aspectos del producto propiamente dicho, pero sí que podemos hacer grandes diferencias en la forma en la que nos dirigimos a nuestros potenciales clientes.

Un trato cercano con nuestros usuarios, la resolución de dudas, la interactividad con otros usuarios que ya hayan probado nuestros productos o el agradecimiento personal a nuestros clientes, son factores que pueden hacer que nuestros fans nos tomen cierto cariño y recomienden nuestros productos.

Tan solo con dedicar unas horas al día a organizar una buena estrategia de marketing en redes sociales puede ayudarnos a difundir nuestros productos de manera viral, teniendo en cuenta que esas opiniones vendrán impregnadas de una alta tasa de veracidad.

¿Se te ocurre una publicidad más eficiente?

 

Déjame tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *