Twitter saca a la luz su segundo informe de transparencia

El nuevo informe de transparencia de TwitterDurante el pasado año se vivió una cosa insólita que sin ningún tipo de duda afectaba a la propia naturaleza de las Redes Sociales. Y es que muchas de ellas empezaron a convertirse en entidades opacas, a poner sospechosas cláusulas de privacidad o a capar sus APIs para “defenderse de la competencia”.

No debemos olvidar que todas estas Redes Sociales nacieron con un carácter totalmente diferente, amparadas en valores tan sólidos como la libertad de expresión frente a los medios tradicionales más tendenciosos o manipulables.

Ayer Twitter se unía a la política de transparencia de otras empresas como Google y sacaba a la luz en su blog oficial un informe de transparencia. Este es el segundo informe que la red social de microblogging saca a la luz y parece que así quiere fortalecer la confianza de sus usuarios.

En dicho informe se ofrecen datos interesantes sobre cuáles son los países que más información privada solicitan a Twitter y que tipo de entidades solicitan dicha información. El primer puesto de la lista es para Estados Unidos y las entidades que más datos solicitan información privada son de carácter gubernamental u organizaciones de copyright.

El dato realmente preocupante es que en Estados Unidos tan solo el 11% de las peticiones que le llegan a Twitter para descargar datos protegidos, estaban fundamentadas en una orden judicial.

Durante 2012 se solicitaron 6.646 peticiones de acceso a datos protegidos por derechos de autor. La mayor parte de estos datos fueron solicitadas por fuerzas de seguridad alegando posibles problemas de seguridad civil o estatal.

Aunque estas investigaciones de seguridad tienen sus adeptos y sus opositores, lo que parece evidente es que Twitter pretende ser una red social cristalina en la cual no haya más secretos para sus usuarios. De esta manera intenta desmarcarse de Facebook que por el contrario en este último año se ha movido en el sentido opuesto., intentando maximizar sus beneficios en detrimento de sus servicios más “sociales”.

Déjame tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *